A una niñita pobre que miraba al cielo cada vez que tenía pena, se le apareció un hada.
- Pídeme una merced, - le dijo.
- Soy pobre, contestó la niña, tengo muchas necesidades.
- Toma entonces esta varillita de virtud. Plántala, y con ella harás de todo.

Así nació el mimbre.

Manos creativas es una empresa familiar dedicada a la artesanía en mimbre. Todos nuestros productos son fabricados con mimbre de la región.